En Kigonki estamos explorando la fusión entre el metal y la madera.

Las anillas de madera en los instrumentos incrementan su capacidad de volumen, permitiendo afinar en escalas con  notas más bajas, las cuales no podrían resonar óptimamente en un cuerpo menor. Así bien el timbre resultante es más profundo y suave, minimizando el exceso innecesario de armónicos.

La belleza de la madera pulida, teñida y barnizada, se suma a las pinturas de los kigonkis, haciendo de cada pieza una obra única e irrepetible. 

El modelo Plato y Plato Ulu ya tienen su variante con anilla de madera.

Poco a poco más modelos tendrán ese privilegio. 

!Gracias por apoyar nuestro progreso!